Te ayudamos a conocer tu idioma

¿Cómo puedo ampliar mi vocabulario?

Tener un vocabulario amplio y bien surtido ayuda enormemente en distintos aspectos cotidianos como la comunicación hablada o la comprensión oral y escrita que a su vez nos permite mejorar otras habilidades del ser humano, como el razonamiento o la imaginación.

Por ello es conveniente fomentar el aprendizaje de nuevas palabras y expresiones. Puede realizar nuestro sencillo Test de Vocabulario para estimar el nivel de sus conocimientos. Algunos métodos para reforzar su vocabulario son:

Lectura

Leer puede agilizar nuestra mente a la vez que constituye una enorme fuente de conocimiento de vocabulario de la que empaparnos. Si no sueles leer, es posible que te cueste hacerlo inicialmente. Sin embargo al poco tiempo te acostumbrarás a leer con fluidez y te será mucho más interesante. No vamos a recomendar ningún tipo de lectura, pues cualquier texto bien redactado puede ser positivo si es leído.

Diccionario

Ten a mano un diccionario. Siempre que no sepas el significado de una palabra, búscala en él. No hace falta cargar con un libro enorme, existen diccionarios de bolsillo bastante portables. Además con las nuevas tecnologías es posible instalar una aplicación de diccionario en el teléfono móvil o tablet. Un diccionario de sinónimos es muy recomendable a la hora de redactar un texto.

Juegos

Puedes hacer crucigramas, que aumentarán de forma sustancial tu vocabulario. También otro tipo de juegos del estilo de 'palabras cruzadas' te ayudarán a la vez que te entretienen. De nuevo la tecnología puede ser nuestra aliada y puede ahorrarte el comprar un libro de crucigramas o montar un tablero para jugar a algo.

Comunica

Cuando aprendas una palabra nueva, intenta usarla comunícandola a alguien. Si la has leído en una noticia, coméntala con otra persona y el vocabulario se retendrá en tu memoria más fácilmente.

Etimología

La etimología estudia el origen de las palabras. En muchos diccionarios se incluye el origen de los vocablos (p.ej: 'del latín ...').
Interesarte por la procedencia de las palabras te ayudará a entender palabras nuevas aunque no las conozcas.
Por ejemplo: si conoces el significado de MONOGRAFÍA y estudias su etimología, aprenderás que MONO- significa UNO o SOLO, y GRAFÍA significa dibujo o escritura. A partir de ahí, de palabras nuevas como MONOLITO podrás deducir algunas partes y te costará menos averiguar el resto (LITO viene del griego LITHOS, piedra). Conforme amplies tu vocabulario, si encuentras algo como LITOGRAFÍA, deducirás rápidamente que tiene algo que ver con escribir o dibujar sobre piedras.